Órgano actual

Órgano construido por O.E.S.A (Organería Española) alrededor de 1950. Consta de dos teclados manuales y un pedalero de 30 notas. Su transmisión es eléctrica y sus 25 registros son los que siguen:

I. Manual (Hw.)

Flautado Mayor 16’
Flautado 8’
Flauta Armónica 8’
Violón 8’
Octava 4’
Lleno 4h
Trompeta 8’

Trémolo

II/I 16′
II/I 8′
II/I 4′

II. Manual (Exp.)

Diapasón 8’
Flauta Dulce 8’
Viola de Gamba 8’
Voz Celeste 8’
Flauta 4’
Nazardo 2 2/3
Quincena 2’
Zímbala 3h
Fagot 16’
Trompeta 8’
Clarín 4’
Voz Humana 8’

Pedal de expresión
Trémolo

Pedal

Contras 16’
Subbajo 16’
Violón 8’
Cello 8’
Principal 4’
Bombarda 16’

I/P
I 4’/P (I-R-1/4)
II/P

Combinaciones

5 combinaciones fijas y anulador
TUTTI
P.P Automático
Anulador 8′
Anulador 16′
Anulador Leng.

Antiguo órgano Melcher

Sistema Walker, construído por la casa Melcher y C.a, de Begoña (Bilbao), fue instalado a principios de 1923; consta de tres teclados de mano, con 61 notas cada uno, y un pedalier con 30 notas. Entre los cuatro tienen 1.860 flautas o tubos sonoros. Los registros son 34, y 11 los acoplamientos; 6 combinaciones fijas (piano, mezzo-forte, forte, tutti, piano pedal automático y crecendo y diminuendo general); 4 exclusiones (general, de registros a mano, de lengüetas, de octavas); mecanismos accesorios (expresión del 2.º teclado, ídem del 3.° teclado, trémolos del 2.º y 3.er teclado, electroventilador orgoblo. Los botones o registros para combinación libre son 64.

La fachada es de roble, y estilo en consonancia con cl de la iglesia; de la misma materia es la consola, donde van teclados y registros; éstos en forma de pequeñas básculas en sustitución de los antiguos pomos; el mecanismo es según el sistema electro-neumático, y la pulsación tan suave como la del mejor piano, y sin que la altere el cambio de juegos y acoplamientos, como no alteran su funcionamiento los cambios de temperatura, merced a la calidad y preparado de la madera en su mecanismo, secretos, expresión, fuelles y flautas que la llevan; las flautas metálicas son de aleaciones armónicas, con un 60 por 100 de estaño como mínimo, incluso las flautas metálicas de las octavas graves.

La producción del aire a presión se hace mediante el electroventilador orgoblo; el tamaño de los fuelles es sobrado para una alimentación abundante y tiene además los fuelles reguladores de presión necesarios, con el fin de evitar toda clase de sacudidas al producirse los sonidos. La ejecución de la armonización es artística, aplicándose todos los procedimientos de arte modernos (tallas, orejas, frenos armónicos, etc.), a fin de que cada juego tenga igualdad de intensidad y timbre y suene según su carácter peculiar.